Skip to content

    ¿Cómo funciona el proceso de inmigración? Una guía sobre la inmigración afirmativa basada en la familia en EE. UU.

    ¿Cómo funciona el proceso de inmigración? Una guía sobre la inmigración afirmativa basada en la familia en EE. UU.

    Introducción: Entendiendo el proceso de inmigración en EE. UU.

    El camino para convertirse en residente legal o ciudadano de Estados Unidos a menudo puede parecer un laberinto. Con numerosos formularios para completar, requisitos legales que cumplir y plazos que considerar, el proceso puede ser abrumador. Esto es especialmente cierto cuando intentas traer a tu familia al país. Si te encuentras preguntando: "¿Cómo funciona el proceso de inmigración?", no estás solo. Esta guía tiene como objetivo desmitificar las complejidades del sistema de inmigración de EE. UU., centrándose específicamente en la inmigración afirmativa basada en la familia en EE. UU. Al final de este artículo, tendrás una comprensión más clara de los pasos involucrados, los documentos requeridos y los desafíos que podrías enfrentar.

    Resumen de la inmigración basada en la familia

    Cuando las personas hablan de venir a Estados Unidos, hay varios caminos que podrían considerar. Una de las rutas más comunes y directas es a través de la inmigración basada en la familia. Pero, ¿qué significa "afirmativo" en este contexto? En el ámbito de la inmigración de EE. UU., "afirmativo" se refiere a los pasos proactivos tomados por individuos que no están enfrentando actualmente procedimientos de deportación o expulsión. En términos más simples, estás fuera de EE. UU. buscando entrar o ya estás en el país y buscas ajustar tu estatus sin estar bajo la amenaza de deportación. Esta guía se centrará en este tipo específico de inmigración, ayudándote a entender cómo iniciar el proceso, qué esperar en el camino y cómo prepararte para los posibles desafíos.

    Requisitos de elegibilidad para la inmigración basada en la familia

    Antes de sumergirse en los detalles de los formularios y entrevistas, es crucial determinar si eres elegible para la inmigración basada en la familia. El primer paso en este proceso es identificar a un miembro de la familia que pueda actuar como tu patrocinador.

    ¿Quién puede ser patrocinador?

    En el contexto de la inmigración de EE. UU., un patrocinador es típicamente un miembro de la familia que es ciudadano estadounidense o residente permanente legal (titular de una tarjeta verde). Esta persona asume la responsabilidad de presentar la petición inicial en tu nombre y avalar tu credibilidad e intenciones. Esto incluye:

    • Ciudadanos de EE. UU.
    • Titulares de tarjetas verdes

    ¿Quién puede ser patrocinado?

    El rango de miembros de la familia que pueden ser patrocinados varía según el estatus del patrocinador. Aquí están las categorías de miembros de la familia que típicamente pueden ser patrocinados:

    • Cónyuges: Ya seas ciudadano de EE. UU. o titular de una tarjeta verde, puedes patrocinar a tu cónyuge para obtener beneficios de inmigración. Por supuesto, hay diferencias significativas en el proceso si eres ciudadano o residente.
    • Hijos: Esto incluye tanto a hijos menores como adultos, aunque los requisitos y plazos pueden diferir. Es importante recordar que incluso el estado civil puede impactar la elegibilidad.
    • Padres: Solo los ciudadanos de EE. UU. que tienen al menos 21 años pueden patrocinar a sus padres.
    • Otros familiares cercanos: Los ciudadanos de EE. UU. también pueden patrocinar a sus hermanos y, en algunos casos, a sus prometidos.

    El proceso de solicitud: Una guía paso a paso

    Navegar por el sistema de inmigración de EE. UU. requiere un enfoque meticuloso, especialmente cuando se trata de la familia. El proceso de solicitud se puede dividir en varios pasos clave, cada uno con su propio conjunto de requisitos y plazos. En este caso, tomemos el ejemplo de Kimberly y Jorge, una pareja recién casada que espera ayudar a Jorge a obtener la residencia.


    1. Completando los formularios de inmigración
    La importancia de la información precisa

    Cuando Kimberly decidió patrocinar a su esposo Jorge para obtener una tarjeta verde, el primer paso fue completar los formularios de inmigración necesarios. El formulario principal para la inmigración basada en la familia es el I-130, Petición para un pariente extranjero. Este formulario solicita información detallada sobre el patrocinador ciudadano de EE. UU. y el pariente extranjero. Kimberly tuvo que asegurarse de que todas las preguntas fueran respondidas con honestidad y precisión, ya que cualquier discrepancia podría llevar a demoras o negaciones.

    Aunque Jorge ha estado fuera de estatus durante más de una década, el hecho de que ingresó legalmente con una visa de turista en su momento significa que puede presentar un Ajuste de Estatus y esperar su proceso de residencia mientras permanece en EE. UU. con su familia. Además del I-130, Jorge necesitará completar el I-485, Solicitud de Residencia Permanente, así como el I-765 para un permiso de trabajo y el I-131 para un documento de viaje. Jorge y Kimberly son muy afortunados de ser elegibles para este proceso; otros enfrentan demoras de años mientras esperan entrevistas consulares en el extranjero, si es que son elegibles para algún beneficio.

    Cómo colaboraron Kimberly y Jorge

    Kimberly tomó la iniciativa de llenar el formulario I-130, pero necesitaba la opinión de Jorge para las secciones que le pertenecían y todo el I-485, como su historial laboral y direcciones anteriores. Revisaron toda la información para asegurarse de su precisión antes de enviarla. Encontrar todas las direcciones pasadas de Jorge llevó mucho tiempo y esfuerzo, al igual que su extenso historial laboral. Es importante no dejar nada fuera


    2. Reuniendo y enviando la documentación requerida

    ¿Qué documentos necesitaban?

    Además del formulario I-130, Kimberly y Jorge tuvieron que reunir varios documentos de respaldo. Estos incluyeron su certificado de matrimonio para probar su relación marital, el pasaporte y visa de Jorge para mostrar la entrada legal, y la prueba de ciudadanía estadounidense de Kimberly, como su certificado de nacimiento o pasaporte. También necesitarán demostrar que su matrimonio es real o "de buena fe". Los documentos más comunes para demostrar un matrimonio de buena fe suelen incluir extractos bancarios conjuntos, certificados de matrimonio, acuerdos de arrendamiento conjuntos y fotografías de la pareja juntos en varios eventos. Documentos menos comunes pero efectivos podrían incluir facturas de servicios públicos conjuntas, documentos de propiedad de mascotas, itinerarios de viaje y declaraciones juradas de amigos y familiares que avalen la relación.

    La importancia de hacer copias

    Kimberly hizo copias de todos los documentos y los organizó meticulosamente. Sabía que perder incluso un documento crucial podría poner en peligro todo el proceso. Guardaron los originales en un lugar seguro y enviaron las copias junto con los formularios originales de USCIS I-130, I-485, I-765 e I-131. Lo diremos de nuevo para asegurarnos de que quede claro: envíe copias de documentos y originales de los formularios; guarde los documentos originales y copias de los formularios.

    1. La parte de espera
    Recibo y cita en el ASC

    Aproximadamente dos semanas después de presentar su paquete de solicitud, Jorge y Kimberly recibieron un aviso de recibo de USCIS indicando que las solicitudes han sido aceptadas y el gobierno cobró su cheque. Pero antes de que la agencia pudiera avanzar mucho más en su investigación, Jorge necesitaría asistir a una cita de biometría en un Centro de Apoyo de Solicitudes (ASC). En esta cita, Jorge tendrá sus huellas dactilares tomadas por oficiales del gobierno para completar una verificación completa de antecedentes. Es bueno que Jorge haya revelado todo, no hacerlo podría causar todo tipo de problemas.

    Preparándose para la entrevista

    Debido a que Kimberly y Jorge solo llevan casados 18 meses, sabían que tendrían una entrevista con un oficial de inmigración. Jorge estaba comprensiblemente nervioso, pero Kimberly lo ayudó a prepararse revisando las preguntas que probablemente se les harían. También reunieron documentos de respaldo adicionales y actualizados, como extractos bancarios conjuntos y fotos, para demostrar aún más su relación marital genuina. Jorge y Kimberly sabían que probablemente serían separados durante su entrevista y se les harían docenas de las mismas preguntas para comparar sus respuestas. Una inconsistencia podría significar una negación, o peor.

    El día de la entrevista

    El día de la entrevista, tanto Kimberly como Jorge llegaron temprano a la oficina de USCIS. Trajeron su aviso de cita para pasar por seguridad. Fueron entrevistados por separado para verificar la autenticidad de su matrimonio. A Jorge se le preguntó sobre cómo se conocieron, su vida diaria y su entrada legal a EE. UU. El oficial también hizo preguntas más personales como cómo propuso, dónde compró el anillo de compromiso de Kimberly y qué cenaron la noche anterior. Gracias a su preparación, la entrevista transcurrió sin problemas.

    1. Entendiendo el cronograma de inmigración
    Estableciendo expectativas realistas

    El proceso de inmigración no es rápido, y Kimberly y Jorge lo sabían desde el principio. Después de enviar todo el paquete de ajuste de estatus, tuvieron que esperar más de un año solo para obtener el aviso de entrevista. Luego vino el período de espera para la decisión, y eventualmente la emisión de la tarjeta verde. Mantuvieron contacto con su abogado de inmigración para obtener actualizaciones y entender qué esperar en cada etapa.

    ¿Cuánto tiempo llevó?

    En el caso de Jorge, debido a que había ingresado a EE. UU. de manera legal y tenían toda su documentación en orden, el proceso tardó aproximadamente un año desde la presentación del I-130 hasta recibir la tarjeta verde. Sin embargo, entendieron que los plazos podrían variar según diversos factores.

    Conclusión: Navegando exitosamente por el proceso de inmigración de EE. UU.

    El viaje de Kimberly y Jorge a través del proceso de inmigración de EE. UU. estuvo lleno de papeleo, períodos de espera y un poco de ansiedad. Sin embargo, con una planificación cuidadosa, atención al detalle y un poco de paciencia, navegaron con éxito por el sistema. Su historia sirve como testimonio de que con la información y el apoyo adecuados, el camino hacia la inmigración basada en la familia en EE. UU. es alcanzable. Recuerda, no estás solo en este viaje y hay ayuda disponible para guiarte en cada paso.